aatwitter-distribucion  banner_facebook

 

BANCO DE HÁBITOS 2019 (INICIO CAMPAÑA 16 DE FEBRERO)

El Banco de Hábitos de la Cofradía dispone de hábitos de diferente tamaño, especialmente de talla pequeña y mediana al estar destinado principalmente para menores de 16 años, y especialmente para aquellos cofrades que carezcan de los recursos necesarios para la adquisición de un hábito nuevo. No obstante, la Cofradía dispone de una serie de hábitos destinados a adultos para ayudar a aquellos cofrades numerarios que no tengan posibilidades de adquirir uno nuevo.

Debido a que el primer año supone un desembolso considerable con la adquisición de medalla, escudo, cíngulo, cuota, zapatos… se dará prioridad absoluta a los cofrades que son nuevas altas en la cofradía.

Todos los hábitos del Banco pertenecen a la Cofradía y está pensando como una manera de ayudar a los nuevos cofrades, no está pensado para que un cofrade tenga en alquiler el hábito de forma prolongada o definitiva.

Condiciones:

Para los adultos la cesión de hábitos será como máximo de dos años. Siempre tendrán preferencia los nuevos cofrades, por lo cual en el segundo año el solicitante pasará a estar en un último lugar para la asignación de hábito y tendrá un aumento del precio de alquiler.

El donativo por el uso del Banco de Hábitos será de 25 euros para niños y 30 para los adultos, el segundo año el donativo para adultos será de 40 euros.

El precio de la fianza será de 50 euros para niños y de 70 euros para adultos.

La cofradía informará por los medios habituales cuando se pueden solicitar los hábitos.

Cada año se deberán devolver los hábitos a la Cofradía quien los custodiará para su reparto al año siguiente. En ningún caso se renovará automáticamente.

El último día para su devolución será el 30 de junio (justo después de la procesión del Corpus Christi para que se pueda participar en las diferentes procesiones de la Cofradía). A la entrega del hábito se devolverá la finanza, siempre y cuando el hábito sea devuelto en las mismas condiciones que se entregó, de caso contrario se descontará una parte de la fianza correspondiente al arreglo del mismo. En el caso de que no se entregue en las fechas señaladas habrá una penalización que consistirá en la pérdida de la mitad de la fianza. Así mismo, la no entrega conlleva la pérdida total de la fianza.

La utilización del Banco de Hábitos supone la aceptación de estas normas.